POCO LE IMPORTÓ QUE HUBIERA UN RIVAL EN EL SUELO

¿Es esta la jugada más antideportiva de la historia? El gol que terminó en batalla campal y con cuatro expulsados

En la primera división de Serbia, tras un lance, un jugador quedó tendido en el césped y, en lugar de tirar el balón fuera, el equipo rival se lanzó a marcar. Después del gol, todo el equipo fue a por el delantero, desencadenándose una brutal pelea.

Publicidad
laSexta Deportes
  Madrid | 28/08/2019

En un balón dividido, un jugador queda tendido y el portero despeja el balón hacia la otra mitad del terreno de juego. Es entonces cuando, mientras la defensa rival reclama atención médica para su compañero, un delantero del otro equipo controla y marca.

En ese momento, todo el equipo se lanza a correr detrás de él y se desencadena una brutal batalla campal que involucró a jugadores y cuerpo técnico de ambos equipos, con el cuadro arbitral totalmente desbordado por las circunstancias.

El jugador, tras hacer un alarde de juego sucio, ni se molestó en preguntar por el estado físico del rival, lo que a su vez desencadenó otra pelea que terminaría con cuatro expulsados y una trifulca de 15 minutos.