Johnson, en la cuerda floja

¿Adiós a Boris Johnson? Así funciona una moción interna en el Parlamento británico

Si la moción interna contra Johnson fracasa, éste mantendrá el cargo y será inmune durante un año.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, afronta este lunes una moción de censura interna sobre su liderazgo del Partido Conservador que puede obligarle a abandonar Downing Street y ceder la jefatura de Gobierno al ganador de unas primarias de su formación.

Si la moción fracasa, sin embargo, Johnson mantendrá el cargo y será inmune durante un año a cualquier otra revuelta de los 'tories' (conservadores) contra él.

¿Cómo funciona la votación?

Los 359 diputados conservadores votarán si quieren que Johnson continúe al frente del partido y el Gobierno. Una mayoría simple de 180 papeletas, o el 50% de los votos, será suficiente para decidir el futuro del primer ministro.

La votación es anónima, por lo que ministros y altos cargos del Ejecutivo pueden oponerse a Johnson sin que su nombre salga a la luz, lo que dificulta predecir el nivel de respaldo con el que puede contar el primer ministro.

En torno a 160 de los parlamentarios "tories" ocupan algún cargo gubernamental que pondrían en riesgo ante un cambio de líder, algo que los expertos consideran una posible ventaja para Johnson. Si el jefe de Gobierno gana la votación, no podría convocarse una nueva moción contra él en doce meses.

La última vez que se celebró una moción de censura interna, en diciembre de 2018, la entonces primera ministra, Theresa May, sobrevivió a la votación, aunque dimitió meses después ante las presiones de sus propios correligionarios en medio del turbulento proceso para negociar un acuerdo del Brexit.

¿Qué ocurre si Johnson pierde?

Si los votos contra Johnson suman 180 o más, comenzará el proceso para celebrar unas primarias en las que se elegirá al nuevo líder del Partido Conservador. Aunque no hay norma escrita a ese respecto, habitualmente el ganador asume la jefatura de Gobierno sin que se convoquen unas elecciones.

El primer ministro probablemente se mantendría en el cargo hasta que la reina Isabel II designara al siguiente inquilino de Downing Street, si bien también podría decidir dimitir de manera inmediata. En ese caso, el gabinete designaría a un jefe interino, una responsabilidad que recaería presumiblemente en el viceprimer ministro, Dominic Raab.

En 2019, Theresa May continuó en el cargo tras dimitir hasta que hubo un sucesor, lo mismo que hizo en 2016 David Cameron.

¿Cómo se escogería a un nuevo primer ministro?

Unas primarias conservadoras suelen alargarse durante cerca de dos meses. En una primera fase, los candidatos que lo deseen pueden postularse para suceder al primer ministro.

Los diputados conservadores votan entonces en diversas rondas. En las dos primeras votaciones, quedan eliminados quienes no superen cierto umbral de papeletas. En las siguientes, el candidato con menos votos queda fuera. Solo dos aspirantes pasan a la última fase de las primarias, en la que los afiliados del partido eligen al nuevo líder.

¿Quién podría suceder a Boris Johnson?

El ministro de Economía, Rishi Sunak, ha encabezado durante meses las apuestas como posible sucesor de Johnson. Sin embargo, sus opciones parecen haberse reducido drásticamente tras verse envuelto en abril en un escándalo en torno su esposa, rica heredera de un imperio empresarial en la India que utilizó argucias legales para evitar pagar millones en impuestos en el Reino Unido.

La ministra de Exteriores, Liz Truss, también se ha posicionado para optar al liderazgo y podría contar con el respaldo del ala dura de la formación, aunque hoy ya anunció que apoya al "100 %" a Johnson en la moción.

En las últimas semanas, el moderado Jeremy Hunt, que ya perdió unas primarias contra Johnson en 2019, ha vuelto a aparecer en las especulaciones sobre posibles aspirantes.

laSexta / Noticias / Internacional
Más sobre este tema