Rebelión interna de los 'tories'

Boris Johnson, en la cuerda floja: los conservadores fuerzan una moción de confianza tras el 'Partygate'

Un número suficiente de 'tories' ha solicitado celebrar la votación, que se llevará a cabo este mismo lunes. Para mantenerse en el poder, Johnson necesita el apoyo de 180 diputados.

El liderazgo de Boris Johnson pende de un hilo. El primer ministro británico se enfrentará a una moción de confianza interna este lunes, después de que más de un 15% de los parlamentarios 'tories' hayan pedido su celebración. La votación se llevará a cabo esta misma tarde, entre las 18:00 y las 20:00 horas.

Johnson cree que esta votación de censura interna será "una oportunidad para poner fin a meses de conjeturas" sobre su futuro político. En un comunicado, Downing Street ha señalado que "esta noche es una oportunidad para poner fin a meses de conjeturas y permitir que el Gobierno trace una línea y siga adelante, cumpliendo con las prioridades de la gente".

"El primer ministro agradece la oportunidad de defenderse ante los parlamentarios y les recordará que cuando están unidos y centrados en los temas que importan a los votantes, no existe una fuerza política más formidable (el Partido Conservador)", ha aseverado.

La cadena británica 'ITV' ya avanzaba a primera hora de la mañana que los diputados conservadores 'rebeldes' esperaban hoy un comunicado del presidente del comité 1922 del partido, sir Graham Brady, anunciando el voto de confianza.

Finalmente, el 'premier' será sometido este mismo lunes a la moción, después de que el Partido Conservador recibiese las suficientes cartas para ponerla en marcha. Al menos 54 parlamentarios 'tories' tenían que solicitarla.

El primer ministro puede mantenerse en el poder si consigue el apoyo de 180 diputados. De lo contrario, se pondrá en marcha un proceso interno para elegir al nuevo líder de la formación y jefe de Gobierno. Los medios británicos auguran que es difícil que la moción salga adelante, debido a la cantidad de diputados que todavía son leales a Johnson.

Una moción de censura interna que llega tras escándalo del 'Partygate' -las fiestas protagonizadas por el gabinete de Johnson en pleno confinamiento por la pandemia-, que ha pasado factura al 'premier', quien el pasado viernes incluso fue recibido con abucheos de los ciudadanos a su llegada a la misa por el Jubileo de Platino de la reina Isabel II.

Los pesos pesados del Gobierno cierran filas

Los pesos pesados del Gobierno británico han cerrado filas en torno al primer ministro a horas de la moción de censura interna. El ministro de Economía, Rishi Sunak, ha defendido que tanto en la campaña de vacunación contra el COVID-19 como en la respuesta a la invasión rusa de Ucrania "ha demostrado el fuerte liderazgo que necesita nuestro país". "Lo estoy respaldando hoy y continuaré respaldándolo", ha asegurado.

En el mismo sentido se ha pronunciado la titular de Exteriores, Liz Truss, que ha asegurado que Johnson tiene su "100 % de apoyo" y animó a los compañeros conservadores a respaldar al 'premier' esta noche. También el ministro de Sanidad, Sajid Javid, ha declarado a la 'BBC' que está junto al jefe del Gobierno y ha expresado su esperanza de que los demás parlamentarios hagan lo mismo esta noche.

Por su parte, el viceprimer ministro Dominic Raab ha manifestado también su apoyo a Johnson: "Necesitamos respaldarlo, unirnos y concentrarnos en cumplir las prioridades de la gente", ha agregado. También el ministro de Comunidades y Cohesión Territorial, Michael Gove, y el de Transportes, Grant Shapps, han manifestado que Johnson tiene su apoyo, al igual que el ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis.

laSexta / Noticias / Internacional
Más sobre este tema