Reclaman "reformas concretas"

Los Obama, Kamala Harris y Biden, sobre el caso Floyd: "No es suficiente para combatir el racismo sistémico"

"La verdadera justicia es mucho más que un solo veredicto en un solo juicio", expresa el matrimonio en un comunicado, que coincide con los actuales presidente y vicepresidenta en su solicitud de mayor contundencia contra el racismo.

El expresidente estadounidense Barack Obama y la exprimera dama, Michelle Obama, así como el presidente Joe Biden y la Vicepresidenta Kamala Harris, han celebrado el veredicto contra el expolicía Derek Chauvin, en la que se le declara culpable de la muerte de George Floyd.

No obstante, el matrimonio ha aprovechado para lanzar un mensaje en referencia al racismo que sigue latente en Estados Unidos. En este sentido, en un comunicado conjunto, consideran que la "verdadera justicia" exige que se acepte el hecho de que "los afroamericanos son tratados de una manera diferente".

"Hoy, un jurado en Mineápolis hizo lo correcto", expresan los Obama, el único matrimonio afroamericano en llegar a la Casa Blanca. El veredicto en el juicio de Floyd fue unánime, cuya muerte, el 25 de mayo de 2020, fue el detonante de una ola de manifestaciones que sacudió a EE.UU.

Así, la pareja recuerda que la muerte de Floyd resonó "en todo el mundo", pero siempre existió la pregunta más básica: "¿Se haría justicia?". "En este caso, al menos, tenemos nuestra respuesta. Pero si somos honestos con nosotros mismos, sabemos que la verdadera justicia es mucho más que un solo veredicto en un solo juicio. La verdadera justicia requiere que aceptemos el hecho de que los afroamericanos son tratados de manera diferente, todos los días", subrayan.

Asimismo, apuntan que es necesario reconocer que "millones de nuestros amigos, familiares y conciudadanos viven con el temor de que su próximo encuentro con las fuerzas del orden público sea el último". Y añaden: "Aunque el veredicto de hoy puede haber sido un paso necesario en el camino hacia el progreso, dista mucho de ser suficiente. No podemos descansar", sentencia los Obama.

Junto con eso, piden seguir adelante con "reformas concretas" para reducir y eliminar los prejuicios raciales en el sistema de justicia penal y ampliar las oportunidades económicas de las comunidades marginadas. "Podemos sacar fuerzas de los millones de personas -especialmente jóvenes- que han marchado y protestado y se han manifestado durante el último año arrojando luz sobre la inequidad y pidiendo un cambio. La justicia está más cerca hoy no sólo por este veredicto, sino por su trabajo", concluyen.

Reacciones del Gobierno: Kamala Harris y Biden apoyan el veredicto y denuncian el "racismo sistémico"

Los Obama no han sido los únicos en celebrar la decisión del jurado. La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, aseguró este martes que todo Estados Unidos forma parte del legado de George Floyd, tras declarar su "alivio" por el veredicto que declaró culpable a Chauvin de los tres cargos que enfrentaba.

En un discurso en la Casa Blanca, la primera vicepresidenta negra de Estados Unidos consideró que queda "mucho por hacer" para combatir la "injusticia racial", que es "un problema de cada estadounidense", no solo de los negros, latinos o de aquellos con raíces asiáticas o indígenas. "Todos somos parte del legado de George Floyd. Y nuestro trabajo, ahora, es honrar ese legado, honrarle a él", asevera.

También el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha mostrado su apoyo a la familia Floyd, e incide en su papel como dirigente para acabar con la brutalidad policial, así como la violencia racial.

En este sentido, también este martes, tras conocerse la sentencia, exigió que el Congreso apruebe reformas de las prácticas policiales en el país para estar "a la altura del legado" del afroamericano George Floyd. En otro discurso en la Casa Blanca, Biden describe el veredicto como "un paso gigante en la marcha hacia la justicia", pero insiste en que "no es suficiente" para combatir el "racismo sistémico" en Estados Unidos.

"Este puede ser un momento de cambio significativo", expresa, pero recuerda que un veredicto de "culpable" en un caso de muerte de un afroamericano a manos de la policía es algo "demasiado poco frecuente" en Estados Unidos, y opina que en este caso tuvieron que "converger varios factores de forma extraordinaria" para que hubiera una "rendición de cuentas básica". "Fue un asesinato a plena luz del día, y le quitó al mundo la venda de los ojos para que viera el racismo sistémico" en el país, expresa.

LaSexta / Noticias / Internacional