Elecciones Madrid

Así creó Vox su mentira sobre los menores no acompañados: ni reciben 4.700 euros ni se lo quitan a tu abuela

La engañosa cifra esgrimida por Vox es una media sacada de un acuerdo marco firmado por la Comunidad de Madrid en diciembre de 2019. El precio de la protección de los menores tutelados depende de sus necesidades.

Debate electoral de Madrid, en directo »

No había comenzado a clarear aún el día cuando el último cartel electoral de Vox ya conseguía prender el debate público: en la mañana de este martes, la estación de Cercanías de Sol, apareció una imagen comparando dos cantidades de dinero mensuales, sin mayor razón ni contexto.

Al lado, dos caras: un supuesto 'mena' -siglas para referirnos a niños migrantes que han llegado a nuestro país sin sus padres ni nadie que pueda tutelarles: menores extranjeros no acompañados - y tu supuesta abuela.

Pero todo es una burda mentira con la que el partido de ultraderecha ha intentado poner sobre la mesa un tema con el que pretende colar su mensaje de campaña y hacerse hueco en un ambiente electoral en el que no está teniendo especial relevancia. Por un amplio número de razones: ni los menores tutelados en la Comunidad de Madrid reciben dinero porque sí, ni esos fondos salen -ni siquiera de las mismas partidas de presupuestos- de los presupuestos para ayudas a los mayores, ni, sobre todo, es una cifra real.

En la Comunidad tan sólo hay 269 'mena'

Los famosos 4.700 euros son el resultado de una división hecha por Rocío Monasterio y su equipo: una media sacada de un acuerdo marco firmado por la Comunidad de Madrid en diciembre de 2019 en el que se establecían las características base que han de cumplir todos los contratos para cada vez que se liciten las plazas que se van necesitando para tutelar menores en la región. El plazo previsto de ejecución era de 2 años.

Hay 3.709 menores que cuentan con medidas de protección en la Comunidad de Madrid. 269 son 'mena'

El engaño estaba servido. La partida, con un valor estimado de 24.648.019 euros, no está pensada para darle ningún sueldo a estos niños y adolescentes. El dinero no va a parar a ellos, sino que, principalmente, cubre aspectos como el pago de los trabajadores que los atienden, el mantenimiento de las instalaciones o la formación y sus programas educativos.

Con datos oficiales de 31 de marzo de 2021, hay 3.709 menores que cuentan con medidas de protección en la Comunidad de Madrid. El 71,1% de los niños y adolescentes tutelados por el Gobierno regional son españoles: 2.637. Los 1.072 restantes son extranjeros, no necesariamente 'mena'. Los que sí caben en esa definición tan sólo suponen el 7,2%. Exactamente, 269 menores. Ni más, ni menos.

"El coste de tutelar a un menor no tiene que ver con su origen o religión, sino con sus necesidades"

Fuentes de la Comunidad de Madrid explican en conversación con laSexta que esto “no es una ayuda social. Es el coste de recursos de atención”, especifican. La Comunidad de Madrid tiene una red de centros y recursos residenciales para protección de menores sobre los que tiene medidas de protección asignadas.

"Atendemos igual a menores que hayan nacido en el barrio de Tetuán siendo huérfanos, o si ha venido de Marrakech en los bajos de un camión"

Fuentes de la Comunidad de Madrid

“Menores de todos lados y orígenes, hayan nacido en el barrio de Tetuán siendo huérfanos, o si ha venido de Marrakech en los bajos de un camión. El coste de los recursos funciona exactamente igual: el coste del recurso no tiene que ver con la procedencia o con la religión o la situación legal del tutelado, sino con las necesidades que presenta”.

Actualmente, en la comunidad autónoma existen 98 centros residenciales para menores tutelados, y cuentan con 1903 plazas -no todos están en los centros: sino que se procura que estén con familias de acogida-. Así, no le cuesta lo mismo a la administración los recursos, porque hay niños y niños, y necesidades y necesidades.

"Lo vamos a seguir haciendo, al coste que sea. Atenderemos a todos los niños de la Comunidad"

“No requiere lo mismo un menor con problema de conducta que, además, tiene adicciones a sustancias (que requiere más atención y especialización) que un recurso de acogimiento esencial para niños de 0-6 años”, comentan fuentes gubernamentales a esta cadena. La diferencia está en la especialización del recurso: si es más complejo, o requiere más apoyo, cuesta más.

Por eso, no tiene sentido hacer la media del coste. “En ese recurso de enfermedad mental y adicciones se atiende a todo tipos de menores, sean de Parla o de Tánger. La única premisa es que estén tutelados por la Comunidad de Madrid”, ahondan. “Y lo vamos a seguir haciendo. Al coste que sea. A todos los niños de la Comunidad”.

La estrategia política de Vox contra amenazas inexistentes

Vox lleva mucho tiempo centrando su discurso político en avivar el miedo hacia colectivos vulnerables. En este caso, ponen la diana en los 'mena'. Pero no es la primera vez. En campaña, con el epítome del lema elegido (“Protege Madrid”), han reincidido en avivar supuestos temores de la población.

Lo explica Enrique Cocero, consultor político y líder de 7-50 Strategy, en una charla con esta cadena. “Vox tiene y necesita una estrategia de némesis: si no tiene a alguien enfrente, su propuesta se queda coja. Necesita confrontar”, apunta. “Todo lo que están haciendo en esta campaña, buscando huecos vacíos que supuestamente haya dejado Isabel Díaz Ayuso, porque ella ya se elevó a un nivel de interlocución estatal, dirigiéndose directamente a Pedro Sánchez”.

“Vox tiene y necesita una estrategia de némesis: si no tiene a alguien enfrente, su propuesta se queda coja. Necesita confrontar”

Enrique Cocero, consultor político

Este nivel de contraposición y réplica dejó a Vox sin sitio, porque su principal estrategia se quedó bloqueada al no tener a quién atacar. “Al principio parecía que Vox iba a desarrollar una estrategia similar a la de Marine Le Pen con respecto a los MENA: el hastío de las clases bajas. Capitalizar el voto de gente que hubiera podido estar votando a la izquierda”, indica el experto en comunicación política. “Pero cuando se han empezado a meter con los 'mena' se han desviado. Era su único recurso, porque en Madrid no podían pedir que sólo se hable castellano en las aulas o que se bajen los impuestos, como hicieron en Cataluña o Andalucía, respectivamente”.

“Se han fijado en las nuevas amenazas a la seguridad: se llamen 'mena' o lo que sea. La personificación, corporización de un miedo, un temor que no existe”, ahonda Cocero. “El problema es que no tienen soluciones pragmáticas y programáticas que aportar en este contexto electoral para convencer a un electorado, no a un grupo de afiliados”.

Mensaje con eco en la Fiscalía, pero sin recorrido

La estrategia ha cumplido y este martes Vox ha estado en boca de todos. Tanto, que la Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto diligencias de investigación para determinar si el anuncio electoral de Vox sobre los denominados 'menas' puede constituir un delito de odio.

Según ha podido saber laSexta de fuentes fiscales, el Ministerio Público va a iniciar las pesquisas de oficio sobre el anuncio en la céntrica estación de Sol. En el cartel, además, se presenta al supuesto 'mena' como un joven encapuchado y violento frente a la imagen de una anciana.

Penalistas consultados por laSexta consideran que el cartel no tiene suficiente entidad para un procedimiento judicial

"Estaríamos hablando de un delio de incitación al odio, recogido en el artículo 510 del Código Penal", explica la abogada penalista Ruth Sala. Sin embargo, a sus ojos, el cartel de marras "no tiene suficiente entidad para un procedimiento judicial", y cita una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que habla de la libertad de expresión.

Eso sí, la especialista en derecho penal considera que "otra cosa es el público que reaccione ante esa provocación publicitaria-de campaña, y que les lleve a ir a un centro de 'mena' para darles una paliza", ahonda. Como sucedió, por ejemplo, con la reacción de ataque de los ciudadanos del Capitolio cuando se vieron aplaudidos por Trump. "Es un juego sucio. Atacar a los vulnerables para tener 'razones políticas'", afirma Sala.

Políticos y ONG, indignadas

Las reacciones, de momento, no sólo se han quedado ahí. Otros candidatos a las elecciones del 4 de mayo, como Pablo Iglesias, y su formación, Unidas Podemos, ha condenado el "fascismo" del cartel y ha anunciado una denuncia de la "propaganda nazi" de Vox a la Junta Electoral.

Pero también voces de ONG como Ahmed Khalifa, presidente de la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes. El activista se muestra "indignado con ese cartel que Vox sacó para crear enfrentamiento inexistente entre españoles e inmigrantes", manifiesta en una conversación con laSexta.

"Vox quiere señalar a los extranjeros como el origen del mal en la sociedad madrileña, y eso no es verdad"

Ahmed Khalifa, Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes

"Este partido utiliza una imagen distorsionada de los Menores Extranjeros No Acompañados presentándolos como delincuentes, y manipulando los datos para intentar colar esta visión", se lamenta Khalifa. "La imagen refleja una dualidad entre una mujer mayor bien vestida, y con cara de muy buena persona, frente a otra persona camuflada, con unas pintas inapropiadas. En el fondo esta imagen quiere enfrentar a la población, o señalar a los extranjeros como el origen del mal en la sociedad madrileña, y eso no es verdad".

Y sentencia: "Ese cartel es un insulto para cualquier demócrata".

LaSexta / Noticias / España / Elecciones Madrid
Más sobre este tema