Campaña 4M

PSOE, Más Madrid y Podemos buscan el aislamiento de Vox ante una Ayuso que guarda silencio a una semana del 4M

El bloque progresista insiste en un "cordón sanitario" a la extrema derecha, pero Ciudadanos lo rechaza y la candidata 'popular' no deja claro si pactaría o no con Vox tras las elecciones del próximo martes.

Resultados elecciones Madrid 2021, última hora »

Los partidos encaran la última semana de campaña del 4M con el cordón sanitario a Vox en el centro del debate. El bloque progresista insiste en la necesidad de mostrar un rechazo conjunto a la extrema derecha y emplaza a Díaz Ayuso a que se desmarque. Pero la presidenta de la Comunidad de Madrid sigue sin pronunciarse sobre si pactará con el partido de Rocío Monasterio. Ciudadanos lo tiene más claro, y rechaza cualquier cinturón sanitario.

Ángel Gabilondo, en su entrevista en El Objetivo, ha dicho que "estamos en una situación de emergencia democrática", y este lunes ha vuelto a defenderlo en un acto organizado por 'Nueva Economía Fórum'. "Vamos a hacer un cordón sanitario a Vox. En Francia o Alemania ya se ha hecho. Nosotros lo haremos para que no entren en ningún Gobierno", ha destacado.

Gabilondo cree que hay que tomar "una posición firme" porque Vox "está rompiendo los esquemas de la convivencia"

Para el candidato del PSOE, hay que tomar ya "una posición firme" al respecto porque "están rompiendo los esquemas básicos de nuestra convivencia" y suponen una "amenaza para la democracia". Unas declaraciones que llegan después de lo ocurrido en el debate de la SER, que tuvo que suspenderse tras la marcha de Iglesias, Gabilondo y Mónica García como protesta ante la actitud de Monasterio.

En la misma línea se ha pronunciado Pablo Iglesias., que en una entrevista este lunes en la SER ha recordado que su partido lleva "dos años", desde las elecciones andaluzas, "pidiendo el cordón sanitario" a la extrema derecha. El candidato de Unidas Podemos cree, además, que el Partido Popular sabe que "el poder institucional depende de gobernar con Vox" y que "el fascismo forma parte del proyecto político de Ayuso". Por ello, considera que la actual presidenta madrileña volverá a pactar con la extrema derecha si gana las elecciones.

Iglesias y Mónica García defienden el acuerdo del bloque progresista para sacar a Ayuso de la Presidencia

Así las cosas, ha instado al PSOE y a Más Madrid a ponerse de acuerdo y unir fuerzas para hacer "políticas opuestas al PP" porque si no, dice, "no ganaremos". Si bien, cree que "por parte de la izquierda no habrá problema", recordando que Gabilondo "rectificó de su postura inicial" de no querer pactar con la formación morada.

En Más Madrid sí tienen claro que "el bloque progresista va a sacar más votos" que la candidata 'popular'. Mónica García cree que la izquierda ha logrado entenderse y hay "un juego limpio" entre los tres partidos. Al igual que PSOE y Unidas Podemos, García ha manifestado en declaraciones a 'RNE' que tiene claro que Ayuso sí quiere "ir de la mano" Vox.

Ayuso guarda silencio mientras Ciudadanos no quiere el rechazo a Vox

Desde el bloque de izquierda instan a PP y Ciudadanos a dejar a un lado a Vox. La candidata del Partido Popular y actual presidenta madrileña ha optado por el silencio. No se ha pronunciado sobre un posible rechazo a Vox. Por el momento, se ha limitado a defender que quiere un Gobierno en solitario porque ya ha sido "presa de Ciudadanos" y la extrema derecha "durante dos años", por lo que llama a los madrileños a aunar el voto en el PP.

Precisamente, en una entrevista en El País la candidata del PP no ha desmentido ni confirmado que pueda alcanzar un pacto con Rocío Monasterio tras las elecciones. Sigue insistiendo en que puede unificar todos los votos de la derecha para gobernar en solitario porque sabe lo que es "ser presa" de otros partidos. En un acto de campaña esta mañana, ha vuelto a defender que quiere que su "Gobierno tenga la misma sintonía y comparta mente, corazón y boca" para aplicar las medidas que quiere impulsar.

Almeida rechaza el veto a Vox y dice que él "es alcalde con un pacto" con ellos "y no ha pasado nada"

José Luis Martínez Almeida se ha mostrado más contundente contundente. Ha dicho que su partido no aceptará vetos a la extrema derecha y ha defendido que "esto no es fascismo o democracia". "Soy alcalde con un pacto de investidura con Vox y no ha pasado nada. Esto no es fascismo o democracia, es 'sanchismos' o Madrid", ha señalado.

En cuanto a las amenazas recibidas por Iglesias, Marlaska y la directora de la Guardia Civil, la presidenta madrileña ha reconocido que no es la misma situación que lo ocurrido con Vox en un mitin de Vallecas, pero sí considera que "se parecen en el germen y el odio". "Esta siendo desagradable desde que empezó la campaña", ha sentenciado.

Sin embargo, el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha rechazado hacer un "cordón sanitario" a cualquier partido y ha acusado a todos los candidatos, a excepción de Isabel Díaz Ayuso, de "polarizar la campaña". El líder de Ciudadanos en Madrid cree que "es un disparate comprar este mensaje" porque, considera, "si en 1978 hubiera habido cordones no tendríamos la Constitución".

Ciudadanos rechaza el cordón sanitario a Vox e insiste en alcanzar un pacto para gobernar con el PP

Sí insiste en su idea de gobernar junto al Partido Popular, a pesar de lo ocurrido en las mociones de censura de Murcia y de que varios miembros de la formación naranja fueron expulsados del Ejecutivo madrileño. "Yo negociaría esta investidura con el PP y el proyecto de Gobierno que ya tenemos en marcha", ha apuntado en la SER.

Asimismo, ha llamado a los votantes de "centro izquierda y derecha" a optar por Ciudadanos el próximo 4M porque "Gabilondo se ha echado en los brazos de Iglesias y la señora Ayuso no desmiente que vaya a gobernar con Vox", en caso de que dieran los números.

LaSexta / Noticias / España / Elecciones Madrid
Más sobre este tema