Sobre el 8M

Fernando Simón: "No es lo mismo estar bajo un paso de Semana Santa que en una manifestación con distancias"

Simón marca diferencias entre una manifestación de 500 personas por el 8M y una procesión de Semana Santa: "La forma de relacionarse de las personas cambia según la razón por la que se juntan".

Fernando Simón, director del CCAES y portavoz de Sanidad, ha opinado sobre la polémica generada con la autorización del Gobierno de manifestaciones de hasta 500 personas en Madrid con motivo del 8M. Y lo ha hecho, señalando las diferencias entre una manifestación de este tipo y lo que podría ser una procesión de Semana Santa.

Tras aclarar que desconoce los parámetros que se han usado para dar permiso a dichas movilizaciones y que por lo tanto no puede juzgar si "las justificaciones son válidas o no", Simón ha explicado que "los riesgos" que entrañan estos actos "están asociados a la forma en que se relacionan las personas". Y que no son los mismos en una manifestación que en una procesión.

"Tenemos que entender que la forma cambia según la razón por la que las personas se juntan". Es decir, según el portavoz de Sanidad, "no es lo mismo estar debajo de un paso de Semana Santa de 2.000 kilos transportado por muchas personas, que estar en una manifestación donde la gente se puede esparcir y puede haber distancias". "No soy experto en estas cosas y no me gustaría que nadie se molestara", ha añadido.

Con todo, el director del CCAES ha insistido en que "si se pueden evitar agrupamientos, mucho mejor" y que hay "alternativas para hacer celebraciones que pueden satisfacer las necesidades religiosas y sociales de todos". También ha aprovechado para recordar que nadie con síntomas puede acudir a estos eventos.

Carolina Darias, en contra de manifestaciones

Quien sí se mostraba contraria a las movilizaciones permitidas para el 8M en Madrid fue la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Sin "sin ningún tapujo", explicó que para "seguir con la cultura de cuidado y prevención" estas movilizaciones por el Día de la Mujer no tenían ninguna cabida.

"Por coherencia con la petición que estoy haciendo de una llamada a la responsabilidad a todos para seguir con la cultura del cuidado y la prevención, puesto que estamos en una situación que hemos pasado de 'riesgo extremo' a 'riesgo alto', lo que usted me está planteando no ha lugar", sentenciaba en rueda de prensa, y contradiciendo así a lo anunciado por el delegado del Gobierno madrileño.

Lo mismo hacía la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien ha advertido de que "en este momento no es responsable" una convocatoria de este tipo, con hasta 500 personas manifestándose.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado la decisión anunciada por la delegación del Gobierno. "Me sorprende que quienes me piden que cierre comercios y que cierre restaurantes luego llamen a la gente a manifestarse de manera masiva en las calles", ha criticado, en alusión al PSOE y a Unidas Podemos.

Solo Podemos confirma su asistencia

Hasta ahora, solo Unidas Podemos ha confirmado que la formación asistirá a las manifestaciones si al final las organizaciones feministas siguen adelante con sus convocatorias.

El PSOE ha puesto un límite: principalmente acudirá a los actos institucionales que se celebren y que sean compatibles con la situación epidemiológica.

Desde el PP han ido un paso más allá calificando de "irresponsabilidad", en palabras de Cuca Gamarra, el hecho de que puedan llegar a producirse convocatorias de hasta 500 personas. Tampoco Ciudadanos considera oportuno este tipo de actos y como partido participará solo en actos institucionales, según ha explicado la propia Inés Arrimadas.

LaSexta / Noticias / España