Crítico con la actual dirección

Fran Hervías ficha por el PP tras anunciar su baja de Cs: "Quiero aportar mi granito de arena a que Casado eche a Sánchez"

Uno de los perfiles más conocidos de Ciudadanos, pieza indispensable de la antigua ejecutivo, dice adiós al partido. En un comunicado publicado en redes sociales ha argumentado su decisión, relacionada con el acercamiento de Cs al PSOE.

El hasta ahora senador de Ciudadanos y exsecretario de Organización del partido durante la etapa de Albert Rivera, ha comunicado que abandona la formación 'naranja' por desavenencias con la actual dirección del partido encabezada por Inés Arrimadas a la que acusa de convertirse en "una muleta más del sanchismo". En una entrevista concedida a 'El Mundo', Fran Hervías anuncia además su fichaje por el PP, "el único proyecto político que puede ganarle al sanchismo", afirma.

Así lo ha anunciado el propio Hervías en un mensaje en su perfil oficial de Twitter en el que ha informado de su decisión adjuntando una carta explicando los motivos de su marcha tras los últimos acontecimientos en Murcia y en la Comunidad de Madrid: "Ciudadanos se ha convertido en un partido que es parte del problema y no de la solución. Abandonando los valores y principios liberales para convertirse en una muleta más del sanchismo. Por mis valores y convicciones no puedo seguir representando a un partido que ha cambiado su ideología y principios".

En este sentido, Hervías ha proseguido explicando que durante estos meses ha trasladado internamente su "malestar a destacados dirigentes de Cs por la estrategia política que abandonaba los valores de defensa de la libertad, la igualdad, la solidaridad y la unión", y ha insistido: "El sanchismo es incompatible con la libertad, y así he intentado hacerlo ver en varias ocasiones sin éxito". Así, cree que "España está gobernada por una banda cuyo único objetivo es aniquilar nuestro marco constitucional", y ha asegurado que "Ciudadanos nació precisamente para hacer frente a esos que buscan recortar derechos y libertades. Sin titubeos ni medias tintas. No luchamos y sacrificamos tanto para convertirnos en uno más de la banda".

Inés Arrimadas no ha conseguido apaciguar el malestar interno que ha generado el desplome del partido en Cataluña y que sobre todo no acepte cambios de estrategia ni organizativos, aunque esa desbandada al PP que preveían algunos no está por ahora en el horizonte. Desde algunos sectores descontentos en Cs se pronosticaba una fuga masiva hacia el PP por el desastre de las catalanas, pero al partido de Pablo Casado también le ha ido muy mal en los comicios y ha sido incluso superado por Vox, y son precisamente estos pésimos resultados los que han desanimado a muchos del partido naranja, según algunas fuentes, a cambiar de bando.

Varias fuentes consultadas por EFE aseguran que por ahora no se está produciendo ningún movimiento hacia el partido de Pablo Casado, aunque sí reconocen que han tanteado a algún dirigente territorial. Lo que sí hay es una gran decepción entre las bases y entre muchos dirigentes por la falta de autocrítica tras las catalanas y porque nadie haya asumido responsabilidades, aseguran algunos miembros del comité ejecutivo, que creen que el partido está "herido de muerte" y no sobrevivirá a menos que se hagan cambios.

Insisten en que el discurso naranja "ha perdido firmeza" y que les ha perjudicado, por ejemplo, apoyar gratuitamente esta última prórroga del estado de alarma o la negociación de los Presupuestos: "Era obvio que no contaban con nosotros, que nos estaban tomando el pelo", dicen. Además dicen que el partido "se ha bunquerizado aún más" en torno a las seis personas de la ejecutiva permanente, insistiendo en que Arrimadas tiene en su mano desactivar esa insatisfacción que está cuajando simplemente con que hiciera algunos retoques en la estrategia y aumentara el núcleo duro de decisión contando, por ejemplo, con los vicepresidentes autonómicos.

Los motivos de su decisión

¿Y por qué anunciar ahora que se marcha al Partido Popular? Para Hervías, "es el momento" de hacerlo. "No podemos quedarnos de brazos cruzados. Quiero aportar mi granito de arena a que Pablo Casado eche a Sánchez del Gobierno. Es el momento de sumarnos todos los de centroderecha y liberales", argumenta.

Teodoro García Egea se sitúa, de nuevo, en el centro de la ecuación, con el que Hervías asegura que ha tenido "siempre muy buena relación". "Los dos decidimos que era el momento de dar el paso y sumarme al proyecto. Yo me sumo por personas como Casado, como Isabel Díaz Ayuso y García Egea", agrega Hervías.

LaSexta / Noticias / España