Según su plan de apertura

Cataluña plantea una Navidad con reuniones de hasta 10 personas y mantener el toque de queda a las 22:00 horas

El plan de apertura del Govern consta de cuatro fases. Si la situación del coronavirus evoluciona bien, la fase 3 llegará a tiempo para Navidad y Fin de Año, permitiendo reuniones de hasta 10 personas.

En breve

Gobierno y comunidades autónomas debaten este miércoles en el Consejo Interterritorial de Sanidad una cuestión que tiene en vilo a los ciudadanos: el plan para una Navidad en plena pandemia de coronavirus.

Mientras el Ejecutivo central planteará a los consejeros un borrador que contempla un toque de queda flexibilizado en Nochebuena y Nochevieja (comenzando a la 01:00 en esas fechas señaladas) y mantener las reuniones limitadas a seis personas, varias comunidades han presentado ya sus propias estrategias de cara a las fiestas.

En el caso de Cataluña, el Govern anunció la semana pasada un plan de apertura progresiva de las actividades -allí, hasta este pasado lunes, la hostelería estaba cerrada- en cuatro fases, que engloban también las fechas navideñas.

En principio, cada etapa de este plan dura 15 días y se irán evaluando en función de cómo progrese la situación epidemiológica. Si todo va según lo previsto, Navidad y Nochevieja se enmarcarán en la fase 3, que arrancaría el 21 de diciembre.

En esta fase, se permitirá por primera ampliar las reuniones a más de seis personas, coincidiendo precisamente con las fiestas. Así, podrían reunirse hasta 10 personas correspondientes a dos burbujas de convivencia o una burbuja "ampliada" para cenar en Nochebuena y Fin de Año.

No obstante, se mantendría el confinamiento nocturno entre las 22:00 y las 06:00 horas, sin que de momento las autoridades hayan anunciado excepciones por las fiestas.

En cuanto a la movilidad, en esta tercera fase se levantarán las restricciones de entrada y salida al territorio de la comunidad autónoma, así como las restricciones de movilidad durante el fin de semana (actualmente son por municipios, pero se prevé que pasen a ser comarcales en la segunda fase).

Se mantendrá, no obstante, el aforo limitado al 50% en actos religiosos -afectando, por ejemplo, a la tradicional Misa del Gallo- y al 70% en actividades culturales -hasta un máximo de 500 personas-.

Los comercios podrán abrir al 50% y los centros comerciales, al 30%, excepto en sus zonas comunes. La hostelería se mantiene en esta fase limitada al 50% de aforo en el interior y sin un límite de aforo concreto en las terrazas, donde no obstante se debe respetar una distancia de seguridad de dos metros.

Reyes, en la última fase

Si la situación de la pandemia continúa progresando favorablemente, la cuarta y última fase del plan de apertura comenzaría el 4 de enero, a tiempo para el Día de Reyes. En esta última fase, no obstante, se mantienen el toque de queda y las limitaciones a las reuniones, aunque no hay restricciones a la movilidad. Se amplía, en cambio, el aforo en centros comerciales al 50%, excepto en las zonas comunes.

Puedes consultar en detalle en este documento las restricciones que en principio se aplicarán en Cataluña durante las fechas navideñas:

LaSexta / Noticias / España