laSexta accede al borrador del plan

Plan de Navidad del Gobierno: reuniones de máximo seis personas y toque de queda a la 1:00 en Nochebuena y Nochevieja

El borrador del plan que maneja el Ejecutivo de cara a las fiestas contempla limitar las reuniones a seis personas y que el toque de queda comience a la 01:00 en Nochebuena y Nochevieja.

En breve
Plan de vacunación COVID-19 en España | Última hora del coronavirus, restricciones en Madrid y confinamiento, en directo »

El Gobierno propone que las reuniones familiares y sociales se limiten a un máximo de seis personas esta Navidad y plantea ampliar el horario del toque de queda en Nochebuena y Nochevieja. Quedaría, pues, entre las 01:00 y las 06:00 horas.

Así se recoge en el borrador de medidas frente al coronavirus que contempla el Ejecutivo de cara a las fiestas navideñas, al que ha tenido acceso laSexta.

En el mismo documento, se incide en la recomendación de que las reuniones familiares se reduzcan al grupo de convivencia y que no superen las seis personas, respetando, en cualquier caso, las medidas de prevención. Además, se aconseja "evitar o minimizar" las reuniones sociales, que siempre estarían limitadas a seis personas y, preferiblemente, se celebrarían en el exterior.

Además, se recuerda que no deben acudir a ninguna reunión, ya sea social o familiar, quienes presenten síntomas, hayan sido diagnosticados con COVID-19 o estén esperando el resultado de la prueba o puedan haber estado expuestos a la enfermedad.

Las "6M" de Moncloa

La estrategia de Moncloa pasa por un pilar fundamental: las medidas de prevención. En el borrador se las denomina las "6M" y son obligatorias independientemente del contexto. Las iniciales pertenecen a mascarilla (uso de mascarilla todo el tiempo posible), manos (lavado de manos frecuente) o metros (mantenimiento de la distancia física).

Pero también a maximizar ventilación y actividades al aire libre (mantener las ventanas y puertas abiertas en la medida en que sea seguro y factible según la temperatura), minimizar número de contactos (preferiblemente siempre los mismos) y "me quedo en casa si síntomas, diagnóstico o contacto".

La distancia de seguridad deberá mantenerse entre los comensales de Nochebuena

Sobre las cenas tanto de Nochebuena como de Nochevieja, el Gobierno permitirá, si el borrador pasa a ser definitivo, las reuniones de más de seis personas siempre que pertenezcan al mismo grupo de convivencia, sean familiares o no. Y la distancia entre comensales deberán mantenerse.

Eso sí, el plan del Gobierno también pasa por recomendar evitar o minimizar "las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos, clubs deportivos, etc.)". Pero, si efectivamente se celebran, se limitan a seis asistentes como máximo y, preferiblemente, en el exterior. Siempre, claro, con las 6M en mente.

Quién no debe acudir a la cena de Nochebuena

El documento es taxativo cuando avisa de que no deberían acudir a ninguna reunión familiar o social aquellas personas que "han sido diagnosticadas con COVID-19 y aún están en periodo de transmisibilidad", "tienen síntomas de COVID-19", "están esperando los resultados de la prueba diagnóstica de COVID-19" o "pueden haber estado expuestas a alguien con COVID-19 en los últimos 14 días". Es decir, desde el día 10 de diciembre.

El toque de queda será el habitual el resto de días de Navidad

En cuanto a las restricciones sobre la movilidad nocturna, se propone ampliar el horario de tal manera que la movilidad quede limitada entre las 01:00 horas y las 06:00 de la mañana, pero sólo durante las madrugadas de los días 25 de diciembre y 1 de enero.

El resto de los días del periodo navideño mantendrán el toque de queda actual y aprobado en cada comunidad autónoma.

Los viajes, permitidos

Se permiten los viajes, tanto nacionales como internacionales, pero siempre que sean "estrictamente necesarios". El Gobierno avisa: habrá que revisar, previamente, la normativa que se esté aplicando en el territorio de destino.

En cualquier supuesto, los desplazamientos deben cumplir con todas las normas de seguridad. Esto incluye las distancias de seguridad específicas para cada medio de transporte, el uso de mascarillas y el lavado frecuente de manos.

Si se regresa desde el extranjero, se exige una prueba de diagnóstico en las 72 horas previas

En el caso de que un ciudadano que resida en el extranjero y cuyo país de procedencia esté incluido en los establecidos como zonas de riesgo venga a pasar la Navidad a nuestro país deberá contar con una prueba de diagnóstico, realizada en las 72 horas previas, de llegada a España.

Qué hago si soy universitario

En la estrategia planteada por el Gobierno también hay una recomendación específica para aquellos estudiantes universitarios que vuelvan a casa durante el periodo navideño. Las instrucciones son claras: limitar los contactos sociales los días previos a su desplazamiento a sus hogares y llevar las medidas de prevención al extremo.

"Una vez en casa, deben tratar de limitar los contactos, interactuar sobre todo al aire libre en lugar de en el interior y usar mascarillas".

¿Puede salir el abuelo de la residencia?

Tal y como detalla Moncloa, los familiares más mayores que residan en centros sociosanitarios -es decir, residencias- sí podrán salir para acudir a estas celebraciones atípicas. Pero hay un protocolo específico a seguir, si el texto finalmente pasa a ser el definitivo.

Los mayores podrán salir de las residencias, pero tendrán que hacerse un test para volver a ingresar

Durante las fechas navideñas se podrá ampliar el número de visitas a los centros, garantizando que se cumplen las medidas de higiene y prevención y la distancia de seguridad.

Si deciden salir, al reingreso de un residente en un centro sociosanitario "se realizará una prueba de diagnóstico de infección activa y los días posteriores al reingreso se extremarán las medidas de vigilancia y prevención".

Las cabalgatas, mejor no

El Gobierno considera que las cabalgatas de Reyes suponen "situaciones de elevado riesgo de transmisión" de coronavirus, por lo recomienda su "no celebración" esta Navidad, tal y como incluye el borrador.

Sí a las visitas a los portales de Belén y a la celebración de conciertos

El plan recoge que, en cualquier caso, los eventos multitudinarios deben ser valorados por las autoridades de salud pública y recomienda que, de celebrarse las cabalgatas, se planteen alternativas que permitan garantizar las medidas de prevención. En este sentido, sugiere cabalgatas estáticas donde se pueda controlar el acceso o retransmitirlas por televisión.

Por otra parte, el documento contempla las visitas a portales de Belén o conciertos navideños en plazas y lugares concretos, donde se pueda controlar el acceso y la distancia entre las personas. Aunque quedarán al 50% de aforo.

Sí a la Misa del Gallo, pero sin cantar

La celebración de la Misa del Gallo de este año será completamente diferente. A las recomendaciones generales de hablar a distancia y evitar hacerlo a niveles altos para no expulsar aerosoles que puedan contagiar el coronavirus, el Gobierno ha extendido la recomendación a las celebraciones religiosas propias de la Navidad.

Este año, Moncloa recomienda no cantar en voz alta y mantener la distancia de seguridad. La música tendrá que ser pregrabada en las celebraciones.

La Misa del Gallo no eximirá del toque de queda y tendrá música pregrabada

Además, la celebración de la misa del gallo estará condicionada por los toques de queda. Los actos religiosos podrán celebrarse "siempre que no interfiera con la limitación horaria de la movilidad nocturna". En este caso, se podrá ofrecer como alternativa una retransmisión televisiva de la misma.

¿Qué pasa con los restaurantes?

En el interior de los establecimientos se seguirán las normas de aforo establecidas en ese momento en cada comunidad autónoma. Se permitirá hasta un máximo de 6 personas por mesa con una distancia mínima de 1,5 metros entre los comensales de una mesa y entre mesas diferentes. Se debe garantizar una adecuada ventilación natural o mecánica.

En las zonas exteriores de establecimientos de restauración y hostelería se seguirán las normas de aforo establecidas en ese momento en cada comunidad autónoma. Como en el interior, 6 personas con 1,5 metros entre sí.

En los restaurantes, mascarilla si no se come o bebe y se evita el picoteo

Se reforzará el mensaje de hacer uso de la mascarilla cuando no se esté comiendo ni bebiendo y de evitar el picoteo.

Evitar el consumo de tabaco y productos relacionados en espacios de uso social y comunitario incluido las terrazas.

Centros comerciales, con aforo

El plan del Gobierno pasa por promover la compra en el pequeño comercio, de vecindad, "ya que favorece la disminución de las aglomeraciones, la realización de compras escalonadas en el tiempo y se minimiza la movilidad". "La población debe organizar sus compras con antelación para evitar las grandes aglomeraciones en calles y centros comerciales", advierte el texto.

Todo el comercio, abierto pero con aforo reducido

El pequeño comercio seguirá las normas de aforo establecidas en ese momento en cada comunidad autónoma, garantizando que se mantiene la distancia de seguridad. Si esto no es posible, se permitirá el acceso al local a un cliente solamente.

Los grandes centros comerciales y las grandes calles comerciales seguirán las normas de aforo establecidas en ese momento en cada comunidad autónoma y deberán tener un control de acceso.

Ni alcohol ni tabaco en la calle

Durante la Navidad, las instituciones favorecerán, según se desprende del documento, el uso del espacio público, para que se priorice que los contactos de los ciudadanos tengan lugar al aire libre. La mira también está puesta en los eventos culturales, hostelería y comercios.

Prohibido fumar en la vía pública si no hay dos metros de seguridad

Así, y en todo el territorio nacional, el Gobierno recuerda en el borrador de medidas de salud pública para la Navidad que no está autorizado el consumo de alcohol en la vía pública. Tampoco se permite fumar si no se puede guardar la distancia mínima de seguridad de dos metros.

Con esto, se permite la celebración de actos culturales siempre que se respete tanto los aforos vigentes en cada comunidad autónoma y que los asientos mantengan las distancias de seguridad. Y se impulsará, claro, que se celebren al aire libre.

En unas condiciones similares -aire libre, aforo, distancia de seguridad- se permitirán los mercadillos navideños.

Illa reconoce que no es un plan definitivo

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha admitido este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la estrategia definitiva del Gobierno saldrá de un grupo de trabajo creado ex profeso en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Este es un borrador, ha aducido, de "varios". "Nuestro empeño es llegar a un consenso", ha comentado. "Se está trabajando para llegar a una recomendación conjunta, pero todavía hay una incidencia alta".

Lo seguro es que, sea cuales sean las medidas definitivas, habrán de ser analizadas y debatidas por todas las comunidades autónomas. Por eso, Illa no ha parado de insistir en la importancia de la "responsabilidad de todos" y del "consenso".

"Siempre hemos hablado de recomendaciones de cara a la Navidad", ha alegado tras recordar la incidencia acumulada en todo el país, "todavía alta". Sin embargo, no está previsto que esta semana se llegue a ningún acuerdo final.

LaSexta / Noticias / España