26 de noviembre

Estas son las mejores recetas para celebrar Acción de Gracias

El pavo, la salsa de arándanos y la tarta de calabaza son algunos de los platos tradicionales de Acción de Gracias. Te enseñamos cómo puedes cocinarlos.

En breve

El cuarto jueves de cada mes de noviembre se celebra Acción de Gracias, una de las fiestas más importantes de Estados Unidos. Tal y como marca la tradición, la jornada está dedicada a dar las gracias por la familia y las cosas buenas que tienen en sus vidas, según explica la BBC.

Pese a la buena intención que rodea esta celebración, si pensamos en el día de acción de gracias, lo primero que se nos viene a la mente es la imagen de una mesa llena de comida. Series como 'Friends' o 'Cómo conocí a vuestra madre' nos han dado pistas sobre los platos típicos de esta celebración, especialmente del protagonista principal: el pavo.

Junto al pavo, la salsa de arándanos y la tarta de calabaza son otros de platos típicos de esta celebración estadounidense. Te enseñamos cómo puedes prepararlos.

Cómo preparar el pavo de acción de gracias

Para preparar este plato principal se necesita laurel, ajo, romero fresco, tomillo fresco, pimienta gorda, naranja, miel, limón y sal. Una vez recopilados todos ellos, el chef Oropeza recomienda en su canal de Youtube llenar un recipiente con agua y añadir rodajas de naranja, ajos, tomillo y perejil. Para que el pavo se impregne de estos sabores el chef aconseja dejar el pavo en remojo en la nevera durante 24 horas.

El segundo paso es hacer la salsa con la que dar sabor al pavo. Para ello se mezclan hierbas aromáticas con sirope de arce para "darle un brillo y una textura crujiente a la piel del pavo", tal y como explica el experto. Lo primero que hay que hacer es cortar perejil, romero, tomillo y salvia y añadirlo a un recipiente, como hace el chef en el siguiente vídeo.

Tal y como muestra el cocinero en el vídeo, a esta mezcla hay que incorporar también unas gotas de zumo de limón, un trozo de corteza de limón a trocitos, sal, sirope de arce, pimienta y aceite. A continuación, con la ayuda de una cuchara y un pincel comienza a pintar todo el pavo con la salsa. Una vez cubierto todo, incorpora un poco de pimienta y unas hierbas frescas. El paso final de la receta consiste en introducir el pavo en el horno (precalentado a 180 grados) y mantenerlo durante 20 minutos por cada 450 gramos, según recomienda el chef Oropeza.

¿Y qué hay de la salsa de arándanos?

Para acompañar el pavo nunca debe faltar la mítica salsa de arándanos de Acción de Gracias. Para llevar a cabo esta receta necesitas los siguientes ingredientes: 350 gramos de arándanos frescos, una rama de canela, una naranja y una taza de azúcar. Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Pon a hervir una taza y media de agua.

2. Añade una taza de azúcar.

3. Remueve la mezcla y añade una rama de canela.

4. Incorpora el zumo de una naranja.

5. Una vez esté hirviendo la mezcla, baja el fuego y añade cuatro tazas de arándanos.

6. Retira la rama de canela.

7. Remueve de vez en cuando para que no se pegue.

8. Continúa cocinando hasta que los arándanos estén blandos.

9. Para finalizar la receta puedes triturar la salsa para que se quede más homogénea.

Junto con el pavo y la salsa de arándanos, se suelen incorporar a la mesa un puré de patatas, batatas caramelizadas o mazorcas de maíz, según recoge el portal de cocina del New York Times.

La tarta de calabaza de Acción de Gracias

Al igual que el pavo es un plato que no puede faltar en una cena de Acción de Gracias, tampoco puede hacerlo el postre mítico de la celebración: la tarta de calabaza.

A la hora de cocinarlo se necesita una lámina de masa quebrada, 750 gramos de calabaza limpia, 150 gramos de azúcar moreno, 100 mililitros de leche, 150 gramos de nata para montar, cuatro huevos, harina de trigo, canela molida, nuez moscada, jengibre molido y una pizca de sal. Una vez recopilados los ingredientes hay que seguir los siguientes pasos, recogidos por el canal de Youtube 'Cocina para todo':

1. Lo primero que se hace es el puré de calabaza. Para ello se corta la calabaza por la mitad y se quita las semillas.

2. Mete la calabaza con la piel en el horno a 175 grados durante una hora y media aproximadamente.

3. Sácala del horno y déjala enfriar. Una vez esté a temperatura ambiente.

4. Quita la calabaza de la piel. Si quieres que el pastel quede totalmente sin grumos de calabaza, puedes batir el puré para una textura totalmente suave.

5. A continuación, pon el horno a precalentar a 220 grados.

6. Coge un bol grande y mezcla el azúcar, la sal, las especias y la ralladura de limón. Bate los huevos y añádelos al bol. Haz lo mismo con el puré y remueve la mezcla.

7. Incorpora la nata y vuelve a mezclar hasta que esté totalmente líquido.

8. Coloca la mezcla sobre la masa de hojaldre y hornea a 220 grados durante 15 minutos. Después de 15 minutos baja la temperatura del horno a 175°C durante 40-50 minutos.

9. Para comprobar que está hecha mete un palillo en en el centro de la tarta y comprueba que sale totalmente limpio. Deja enfriar la tarta durante dos horas.

Una vez listos los platos típicos, solo necesitarás añadir a la mesa algunos elementos decorativos, como pequeñas calabazas y flores.

LaSexta / Noticias / Sociedad