Publicidad

Han colocado más de 400 banderas

Un pueblo de Málaga se inunda de banderas LGTBI tras una queja que obligó a retirar la del Ayuntamiento

Un gesto maravilloso ha tenido lugar en un pueblo de 4.000 vecinos. A un concejal no le gustó que el alcalde colocara la bandera LGTBI en el Ayuntamiento y le obligó a retirarla. Ahora los vecinos han inundado las calles con la bandera arocoiris.

En breve
Publicidad

Los vecinos de Villanueva de Algaidas, un pueblo de más de 4.000 vecinos de Málaga, han inundado las calles con banderas LGTBI, después de que obligasen al alcalde a retirarla del balcón del Ayuntamiento.

Todo ocurrió hace unos días, cuando José Antonio Cívico, alcalde de Villanueva de Algaidas, puso en el balcón del Ayuntamiento. Sin embargo, tras recibir quejas de tres vecinos y un concejal, tuvo que retirarla y plegarla. Y es que el Supremo sentenció a principios de junio que ninguna administración pública puede lucir banderas no oficiales en el exterior, a raíz de una polémica independentista en Tenerife.

Pero después de que un joven contase lo ocurrido por Internet, varios activistas empezaron a repartir cientos de banderas gratis por el pueblo. Todos querían la suya. Rubén Conde, promotor de la iniciativa afirma que ha sido "increíble la respuesta masiva del pueblo" ante un hecho que consideran "injusto".

"Me siento muy orgullo de mis vecinos, por supuesto", ha expresado, por su parte, el alcalde del pueblo, José Antonio Cívico, mientras que un vecino ha defendido que "todos somos personas".

La sentencia antibanderas, desafiada por España

La sentencia antibanderas del Supremo está siendo desafiada por España: El Ayuntamiento de Cádiz ha colocado una, al igual que lo ha hecho la Diputación de Valladolid. La reacción de una asociación ultracatólica no se ha hecho esperar y ya les ha denunciado ante un juzgado, advirtiendo, además, que harán lo mismo con todos los organismos públicos que lo hagan.

Y van a tener trabajo porque la bandera LGTBI ya está colocada en el Ministerio de Igualdad, en el Ayuntamiento de Jaén o en el de Trujillo. Mientras, otros han optado por otros trucos, como el Ayuntamiento de Barcelona, que colocará una gran lona, como ha hecho otras veces. Alegan que, al no tratarse de una bandera, sino de unos colores simbólicos, no incumplirán ninguna norma.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid que dirige el alcalde José Luis Martínez-Almeida, en lugar de gran enseña que colgó en 2019, se limitará a iluminarlo con los colores del arcoiris.

LaSexta / Noticias / Sociedad / Orgullo LGTBI