11 personas trasladadas al hospital

El relato de los testigos del atropello masivo en Marbella: "Pensé que era un atentado terrorista"

laSexta ha hablado con varias personas que presenciaron el momento en que el vehículo se estrelló contra las terrazas repletas de clientes. Tras la colisión se vivieron momentos de pánico y muchos intentaron ayudar como pudieron.

El atropello masivo de este lunes sembró el caos en la céntrica calle de Marbella donde un conductor estrelló su vehículo contra las terrazas llenas de clientes. Así se aprecia en el vídeo grabado por un testigo segundos después de la colisión, siguiendo el recorrido del coche por la acera: entre sillas tiradas, a uno y otro lado se ven heridos por el suelo.

Las ambulancias aún no habían llegado y la gente intentaba ayudar como podía a los heridos: 11 personas tuvieron que ser atendidas en el hospital y dos se quedaron ingresadas por las lesiones sufridas. Una de ellas está en observación en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Testigos del suceso han relatado a laSexta cómo vivieron esos momentos de pánico: "El coche entró por el centro prácticamente de la calle, la gente se apartó como pudo", recuerda un hombre.

Yolanda, por su parte, temió que se tratara de un atentado y se encerró en su local. "El primer golpe que escucho, digo, 'bueno, serán los muchachos', pero ya, seguidamente, súper rápido era 'pum, pum, pum' cada vez más fuerte", relata. "Yo pensé que era un atentado terrorista, lo primero que hice fue encerrarme dentro de la tienda, no vaya a ser que luego salieran con armas o apuñalando", explica.

Jorge, camarero de uno de los bares afectados, estuvo desde el primer momento ayudando a los heridos, preguntando si necesitaban algo y colaborando con la Policía. "Simplemente pudimos ayudar en lo que podíamos, lo que pudimos hacer, que fue ayudar a todo el mundo, intentar que todo el mundo estuviera bien", señala.

Tal y como se aprecia en el vídeo que ilustra estas líneas, el coche quedó estrellado contra un portal. El conductor seguía en el interior, mientras la gente le increpaba: "¡Casi mata a mi hija, hijo de puta! ¡Casi matas a mi hija!", se escucha gritar a una mujer.

Cuando llegó la Policía, los agentes le sacaron del coche y se llevaron detenido al conductor, que no estaba drogado ni bebido y tenía el carné de conducir en regla. Ahora se encuentra pendiente de valoración médica para determinar por qué invadió la acera. En el momento en que arrolló a los clientes de las terrazas, viajaba con varios familiares en el vehículo. Dos de ellos, muy afectados, estuvieron varios minutos junto al coche recuperándose del susto.

Mientras tanto, tres ambulancias, una UVI móvil y los bomberos acudieron al lugar de los hechos para atender a los heridos. La mayoría estaban tomando algo en las terrazas cuando fueron atropellados. Eran las 15:15 de la tarde.

LaSexta / Noticias / Sociedad
Más sobre este tema