DOCUMENTOS EN EXCLUSIVA

Magrudis sabía desde febrero que sus instalaciones tenían listeria y siguió fabricando su carne mechada

Equipo de Investigación ha accedido, en exclusiva, a documentos que evidencian los fallos en los sistemas de control previos a la alerta sanitaria declarada por listeriosis, un brote que ha provocado al menos tres muertes y siete abortos en Andalucía.

Publicidad
laSexta.com
  Madrid | 20/09/2019

La empresa Magrudis mantuvo la fabricación de la carne mechada de 'La Mechá' pese a que sabían de la presencia de listeria en sus instalaciones. Seis meses antes de declarar el brote, el laboratorio Microal Técnicos en Agroalimentación alertó a la empresa sevillana del positivo en la bacteria listeria monocytogenes detectado en una de las muestras de su producto.

El citado laboratorio puso los resultados en conocimiento de Magrudis el pasado mes de febrero, meses antes de que las autoridades declararan la alerta sanitaria por listeriosis tras detectar un "espectacular crecimiento" de la bacteria en una muestra de carne; y no es hasta el 15 de agosto cuando se paraliza la producción y venta del producto.

Mariano Barroso, gerente de Microal Técnicos en Agroalimentación, confirma los trabajos "esporádicos" de su laboratorio para la empresa Magrudis. Barroso asegura que ni el laboratorio ni la propia empresa -Magrudis, en este caso- están obligados a comunicar a la administración pública los resultados de sus análisis sanitarios.

"Nosotros somos una empresa privada y nuestros resultados van únicamente a nuestros clientes. Tampoco los clientes están obligados a comunicárselos a la administración", apunta el propio Barroso.

Equipo de Investigación ha accedido, en exclusiva, a documentos inéditos que demuestran los fallos en los sistemas de control. ¿Por qué nadie actuó entonces?, ¿qué organismo tiene la responsabilidad de inspeccionar?, ¿se puede volver a producir una intoxicación alimentaria de estas características?

El programa entrevista en primicia a los responsables del laboratorio que detectó la listeriosis y que ha puesto en conocimiento del juzgado los análisis positivos que la empresa no hizo públicos hace meses.

Equipo de Investigación habla con María Serrano, la hija de la primera víctima mortal de la crisis. En este vídeo, la mujer señala directamente a Sanidad, porque, según denuncia, tenían conocimiento desde el pasado julio.

También recogemos el testimonio de la primera embarazada que perdió a su bebé por el brote de listeriosis. "Cuando me hicieron la eco, me dijo el doctor que sentía mucho decirme que no había latido", lamenta Teresa Reyes. En este vídeo, su duro testimonio.

Además, Equipo de Investigación entrevista en exclusiva a Antonio Arenas, del Consejo andaluz de veterinarios, sobre el balance del brote por listeria declarado el pasado mes de agosto por las autoridades sanitarias.

El programa le muestra los documentos inéditos sobre las inspecciones sanitarias por las que pasó Magrudis desde su nacimiento en 2013. La empresa sevillana pasó su primer control en noviembre de 2016, tres años y medio después de su apertura.

Sin embargo, la empresa de la carne contaminada por listeria no es el primer negocio de José Antonio Marín Ponce. Su trayectoria comenzó 26 años atrás en un bajo de una vivienda de Sevilla haciendo tortillas. En sus primeros negocios, el hombre en alguna ocasión dejó de pagar a los trabajadores y se dedicó a abrir y cerrar negocios a través del 'persianazo'.

Para saber si Magrudis aplicó las medidas para erradicar la listeria, Equipo de Investigación habla con Jesús Aguirre y Juan Espadas. Ambos mantienen la misma postura: descargar responsabilidades sobre el brote de listeria en el otro. En este vídeo, el cruce de acusaciones entre los dos políticos.

Hasta 300 afectados reclaman indemnizaciones a Magrudis por el brote de listeriosis. Investigamos el patrimonio inmobiliario de los fabricantes de la carne contaminada. Ni José Antonio Marín, ni su hijo Sandro (único accionista de Magrudis), ni su madre (administradora de dos de las antiguas empresas familiares) tienen propiedades a su nombre ni al de las empresas. Sin embargo, viven en una parcela de 700 metros cuadrados y Marín se mueve en un coche de 50.000 euros.

Un reportero se acerca a hablar con José Antonio Marín, gerente de Magrudis, a su salida de la fábrica de carne mechada. A la pregunta de por qué tiene a su hijo al frente de la empresa cuando es él la que la gestiona, Marín solo responde: "Yo no te voy a contestar a nada". En este vídeo, el tenso encuentro entre Equipo de Investigación y Marín.

Los mas vistos