Entrevista en Más Vale Tarde

La denuncia entre lágrimas de una víctima del aceite de colza: "No estamos curados, seguimos sufriendo"

Carmen Cortés afirma que las personas envenenadas con aceite de colza son "víctimas del Estado, porque el Estado fue condenado por ello", y aun así "no se ha hecho justicia".

Carmen Cortés es la portavoz de la plataforma de afectados por aceite de colza. Sin poder aguantar la emoción, ha explicado cómo, aún después de 40 años "no se ha hecho justicia".

"No estamos curados, seguimos sufriendo. Veo a esas personas que enfermas tenían que seguir empujando vallas y reclamando derechos... no sé qué es lo que piensa el Estado ni la sociedad, pero hemos sufrido y seguimos sufriendo tanto...", ha lamentado entre lágrimas.

Todo empezó con el fallecimiento de un niño de ocho años en Torrejón de Ardoz. "El 1 de mayo de 1981 Jaime Vaquero fallece, y es el 13 de junio cuando aparece la causa", ha explicado Cortés.

Ella misma era una de las víctimas del envenenamiento por aceite de colza aquel año, con tan solo 15 años. En total, hay otras 20.000 personas como ella. Empezaron, afirma, "con fiebre, con tos, con picores, con dolor de cabeza... igual que esta pandemia, por eso esta pandemia nos recordó tanto. Eso fue en la primavera del 1981. Se nos ingresó, se nos aisló porque se pensaba que era infeccioso. Por eso al principio se llamó legionela y después neumonía atípica".

Ya por entonces se utilizaban EPIs para atenderles. "No teníamos entretenimientos como ahora. Estábamos aislados y estigmatizados", ha explicado Cortés, que ha asegurado que cada día le hacían decenas de preguntas: "Todo lo que entraba en mi habitación no salía".

Durante los primeros meses recuerda un empeoramiento "salvaje": "Era pérdida de peso, más dolores, más fatiga...". En junio ya supieron que era un envenenamiento por aceite de colza.

Sin embargo, asegura que jamás han recibido una disculpa estatal. "Solo nos ha pedido perdón nuestro médico, el director del Instituto de Enfermedades Raras, que es el que está a nuestro lado. No nos ha recibido ningún jefe de Estado, ningún presidente del Gobierno. Sí la ministra Calcedo y la ministra Valerio. Pero el problema que tenemos es que no solo somos enfermos, somos víctimas de este Estado, porque este Estado fue condenado por ello", ha aseverado.

En este sentido, ha destacado que en su última reunión con Sanidad les dijeron que ahora se tendrá que volver a reunir. "Hay una comisión que deberían estar velando los secretarios de Estado, pero no se hace. Esperamos que este año se haga un acto de Estado a la altura", ha zanjado.

LaSexta / Programas / Más Vale Tarde / Entrevistas