Se encuentra en el calabozo

Estas son las penas a las que se podría enfrentar el agresor de un sanitario en el Metro de Madrid

Se enfrenta a un delito de lesiones cuya gravedad se verá determinada por la pérdida o no de visión del sanitario en el ojo en el que recibió el puñetazo. Además, el uso de un puño americano le incrementará los años de prisión.

Las cámaras de seguridad situadas en el Metro y en las calles de Madrid siguieron el rastro del agresor de un sanitario hasta el momento en el que entró en el domicilio al que se dirigía, situado en Villaverde Alto. Los pasos del joven, ahora detenido, quedaron grabados desde que salió del vagón, lo que facilitó a la Policía su posterior detención.

Se trata de un joven de 19 años de nacionalidad colombiana con dos antecedentes: dos detenciones en febrero y junio de 2020 que se produjeron en Palma de Mallorca por

Puede ser que la justicia decida deportarlo a su país, ya que el joven es un inmigrante colombiano que se encuentra de forma ilegal en España, aunque, como ha expresado la abogada y criminóloga Beatriz de Vicente, al exponerse a delitos de gravedad, "expulsarle le beneficia". Por tanto, no sería sustitutivo, sino que podría tener que cumplir una parte de la pena en España antes de proceder a su deportación.

Además, había tratado de cambiar su aspecto físico para evitar ser capturado. Se había teñido el pelo de rojo y se había tapado los aros de las orejas.

Sin embargo, este intento de fuga no incrementaría su pena, aunque sí podría ser motivo de su ingreso preventivo en prisión. "No supone un agravante, pero tampoco es algo que le beneficia. Si él hubiera colaborado podría haber reducido su condena, y de esta manera le va a caer con toda seguridad la pena máxima porque ha intentado eludir la acción de la justicia".

Así, tal y como ha explicado de Vicente, según evolucione la lesión del sanitario podrían darse dos tipos de pena: "Podríamos hablar de unas lesiones agravadas por el uso de arma prohibida, rondando los 8 años de prisión, hasta llegar a 12 si el sanitario pierde un ojo".

El hecho de que el joven llevara un puño americano es "una lesión agravada". Por tanto, a los tres años mínimos de un delito de lesiones con daños reparables pero susceptibles de recibir un tratamiento quirúrgico se le sumarían dos del arma, hasta cinco en el mejor de los casos. "Si ya hablamos de que pierda la visión de un ojo, un miembro principal, puede llegar a 12 años", ha expresado la criminóloga.

laSexta / Programas / Más Vale Tarde / Expediente Marlasca
Más sobre este tema