Le entrevistamos

Mariano Turégano (82 años): "Mi mujer tiene Alzheimer y necesita cuidados en la residencia, pero ha sido un fracaso"

Iñaki López y Cristina Pardo entrevistan a Mariano, un hombre de 82 años que lucha por conseguir condiciones de vida dignas en su residencia de ancianos pública. "Pensábamos que íbamos a conseguir un final feliz aquí, pero todo ha estado mal".

Mariano Turégano se ha convertido de forma inesperada en uno de los protagonistas de la actualidad. Este vecino de San Sebastián de los Reyes (Madrid) tiene 82 años y no se cansa de luchar por una vida digna. Recientemente acudió al Ayuntamiento del municipio para denunciar las deplorables condiciones en las que viven él, su mujer y otras personas mayores en una residencia pública madrileña. Su alegato en favor del cuidado de los mayores se ha hecho viral, y es la razón por la que en Más Vale Tarde hemos querido hablar con él.

"Nos hemos encontrado con una desilusión total porque ha sido un fracaso en todo. Pensábamos que iba a ser nuestro final feliz, pero todo ha estado mal aquí: la comida, la ropa, la asistencia. No por parte de los empleados, que son buenos y se han portado muy bien. No dan de sí porque hay muy poco personal para más de 140 residentes, de los cuales la mayoría no pueden ni hablar ni hacer nada, desgraciadamente", ha lamentado Mariano. Unas palabras que han emocionado a Iñaki López y Cristina Pardo.

"Es una vergüenza que su generación, que entre otras cosas trajo la democracia a este país, se vea abandonada por parte de las instituciones. Usted vive en una residencia pública que está gestionada por una empresa que se llevó el año pasado 10,5 millones en un año, y sin embargo se encuentran con habitaciones a 40 grados, o con mayores con deterioro cognitivo que salen solos porque no hay personal", ha criticado duramente el presentador de Más Vale Tarde. Unas palabras que ha agradecido Mariano.

Un Mariano que ha recordado que no se encuentra viviendo en esa residencia de forma gratuita. "Aquí estamos pagando un buen dinero por estar, no estamos gratis ni por lástima. Estamos pagando un dinero", ha indicado el denunciante, que se ha emocionado a la hora de recordar la razón por la que decidió irse a una residencia: "Mi mujer está con Alzheimer, que fue el detonante para venirnos a la residencia. Mi mujer necesitaba cuidados intensos y yo también estaba delicado, y vinimos aquí para tener cuidados. Pero nuestra ilusión ha sido un fracaso".

laSexta / Programas / Más Vale Tarde
Más sobre este tema