TecnoXplora » Gadgets

Movilidad

ANN, el pequeño avión que vuela como un dron y protege el medio ambiente con su motor híbrido

Se trata de un proyecto que está a punto de dar el paso a prototipo parcialmente funcional.

Manta Aircraft ANN, el avión híbrido que vuela como un dron.

Con la electrificación de los coches y todo tipo de vehículos de uso privado (motos, patinetes, bicis, etc.) se está produciendo un curioso fenómeno que está inspirando a una buena cantidad de empresas a diseñar modelos de aviones muy pequeños, que utilizan la tecnología de vuelo de un dron y que podrán hacer las veces de medios de transporte de corto recorrido para ciudades: aerotaxis, vehículos privados voladores, etc.

Y en Manta Aircraft, una empresa con sede en Suiza, han pensado que ese futuro pasa por desarrollar toda una línea de aeronaves capaces de conjugar las ventajas de un avión tradicional con las infinitas posibilidades de la tecnología de vuelo de los drones, que permite el ascenso y descenso en vertical, en muy poco espacio, con desplazamientos muy rápidos y seguros gracias al uso de una buena cantidad de rotores.

ANN2 como vehículo de emergencias de intervención rápida. | Manta Aircraft.

Un proyecto que ya toma forma como prototipo

Hasta ahora, la práctica totalidad de proyectos que están en desarrollo para su uso dentro de las ciudades pasaban por centrarse en las capacidades como drones de esos aparatos. Los suizos de Manta Aircraft han querido ir un paso más allá y acaban de construir un primer prototipo que será capaz de demostrar sus habilidades tanto para vuelo alado, tradicional, como las más avanzadas con rotores estilo dron. Con la primera podrán recorrer grandes distancias gracias a su motor impulsado por gas, y que le permitirán volar a velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, y para el segundo hará uso de manera exclusiva de un impulsor eléctrico alimentado por baterías.

En total, este ANN equipa hasta ocho rotores repartidos por las alas y el morro, capaces de permitirle el aterrizaje y despegue en vertical, lo que le faculta para convertirse en un vehículo de intervención rápida en situaciones de emergencia o de seguridad, donde la policía podría actuar sin necesidad de desplazar un helicóptero y, mucho menos, un avión de pequeño tamaño que necesitaría de una pista de aterrizaje o, en su defecto, un tramo largo de carretera.

Prototipo de avión AAN1. | Manta Aircraft.

El prototipo construido, que servirá para probar sus capacidades de vuelo, cuenta con un tamaño de un tercio del que tendrá el modelo final y está fabricado con fibra de carbono, una característica cola en "V", un enorme alerón en la parte trasera y alas de "canard" que incluyen las de la parte frontal, que ayudarán a una mayor estabilidad del vuelo de la nave. En total, el fabricante espera poder imprimirle una autonomía de vuelo de alrededor de unos 600 kilómetros.

Este ANN de Manta Aircraft se construirá en dos variantes para uno o dos ocupantes, dependiendo del uso que le vayan a dar sus propietarios y, es cierto, que parece una cifra corta si tenemos en cuenta que existen otros proyectos que alcanzan los cuatro y seis asientos, y que buscan, por encima de todo, fomentar la movilidad aérea en los próximos años y convertir los pequeños trayectos dentro de una misma ciudad en el pan nuestro de cada día.

Más sobre este tema:

Vídeos

Blanc, la máscara que te protege de la Covid-19 y te convierte en un cíborg