TecnoXplora » Internet

Internet

¿Ha sido el año 2020 el peor en estafas online y ataques de ransomware por culpa de la Covid-19?

Un estudio de una empresa de seguridad descubre los datos de esas amenazas online a las que nos hemos enfrentado este año.

Pixabay Malware

2020 llega a su fin y la alegría sería mucho mayor si no fuera porque parece que en 2021 vamos a tener que seguir viviendo bajo la amenaza de ese virus que ha marcado nuestras vidas desde marzo. Así que comienza a ser hora de echar un vistazo a cómo han ido las cosas en lo que a amenazas virtuales se refiere, a esos ataques que han buscado estafarnos a través de los métodos más retorcidos.

Los hackers, como no podía ser de otra forma, han aprovechado la presencia de la Covid-19 para camuflar la mayoría de sus malware aprovechando los momentos de desesperación que han vivido muchas personas por culpa de las medidas de confinamiento, sino directamente por el miedo a una infección. Así que ha sido Avast, la empresa especializada en seguridad, la que ha querido poner cara y ojos a esa cantidad de amenazas a las que nos hemos visto expuestos como usuarios que trabajan, se divierten y se entretienen a través de internet.

Phishing, adware, ransomware, stalkerware... by Covid-19

Como os decimos, 2020 pasará a la historia como el año de la pandemia por la Covid-19 y, también, por una plaga parecida que asoló el mundo virtual con todo tipo de virus que buscaron estafarnos y asaltar nuestros dispositivos aprovechando las circunstancias. Algo que desde la propia empresa reflejan, al afirmar que "los ciberdelincuentes utilizaron la pandemia en su beneficio, propagando estafas y ataques de phishing para aprovecharse de las debilidades de las personas en tiempos difíciles. Los ataques de ransomware siguieron creciendo este año, atacando sin piedad a instituciones sanitarias".

Este punto es especialmente importante porque los sanitarios no solo tuvieron que enfrentarse al virus exponiendo su propia salud, sino que los hackers señalaron a algunos hospitales y organizaciones médicas como objetivos para secuestrar sus equipos informáticos, con todo el daño que eso puede provocar a la hora del buen desempeño de los profesionales: consultar historiales de pacientes, operaciones en curso e incluso tratamientos de enfermos que quedaban desatendidos ante la imposibilidad de consultar los medicamentos y las dosis que estaban recibiendo.

Gráfico de usuarios que se exponen a ataques de phishing. | Avast

Además, "amenazas, como el stalkerware y el adware proliferaron debido a que las personas se vieron obligadas a permanecer confinadas y a pasar más tiempo con sus dispositivos móviles.". Por esa razón, "los ciberdelincuentes comenzaron a difundir adware móvil con mayor intensidad entre el público más joven a través de plataformas sociales populares como YouTube, TikTok e Instagram".

Todo lo relacionado con el virus tuvo un especial impacto Según Avast, llegó a rastrear "más de 600 aplicaciones maliciosas, incluyendo troyanos bancarios móviles y spyware, que se hacían pasar por aplicaciones que ofrecían algún servicio relacionado con la Covid-19". Curiosamente, otra de las prácticas que más crecieron fueron las del stalkerware, el espionaje de dispositivos, una práctica que califican de "preocupante y peligrosa". Tanto es así que la empresa llegó a identificar "semejanzas entre el uso del stalkerware y el tiempo de confinamiento en primavera", y cuyos últimos responsables fueron siempre "amigos, cónyuges y parejas o ex parejas celosas, e incluso padres preocupados" de las víctimas, que es rastreada sin que sea consciente de este hecho.

Desde la empresa aprovecharon para hacer un resumen del año, al que calificaron como el de las "noticias falsas y estafas", un 2020 "en el que los usuarios fueron engañados aprovechando la pandemia" y al mayor tiempo que pasaron en casa conectados de forma permanente a internet. Esa necesidad de información nos hizo más vulnerables y, por lo tanto, hizo crecer "el número de víctimas potenciales de los ciberdelincuentes". En números no estamos ante el peor, pero sí ante uno de los más peligrosos por la intensidad y enconada persistencia de los hackers por asaltar nuestros dispositivos.

Más sobre este tema:

Vídeos

Caso Elena Cañizares: ¿es legal compartir una conversación de WhatsApp en redes sociales?